Compré una casa, pero con la crisis, y ante el impago de las cuotas, el banco se quedó con ella. ¿Puedo reclamar la cláusula suelo?

La cláusula suelo se trata de un tipo de cláusula incorporada en el préstamo hipotecario por la que se establece un tipo de interés mínimo que el prestatario debe pagar, independientemente de que el euríbor esté por debajo de dicho límite a la baja.

Esta cláusula, en la mayoría de los supuestos, es declarada abusiva y, en consecuencia, nula, ya que causa un perjuicio al consumidor al existir un desequilibrio importante entre los derechos y obligaciones de las partes que derivan del contrato.

Por tanto, siempre que el consumidor no haya sido debidamente informado de todas las condiciones de su contrato o, a pesar de haberlo sido, se trate de una cláusula abusiva, esta debe ser eliminada.

Una persona que haya finalizado su préstamo hipotecario, bien sea por haberlo cancelado, amortizado o cualquier otro supuesto, sigue teniendo derecho a reclamar la cláusula suelo y a que se le devuelvan las cantidades abonadas de más como consecuencia de la misma.

Además, en el supuesto de que el banco haya iniciado un procedimiento de ejecución hipotecaria, podría interponer la oposición a la ejecución hipotecaria iniciada para invalidar dicha ejecución en virtud de esa clausula suelo abusiva.