¿Qué ha ocurrido?

Bankia salió a Bolsa el 20 de Julio de 2011 a un precio de 3,75 € por acción movidos por la necesidad de captar accionistas y todo por la necesidad de captar capital.

Se basó en la confianza ganada como entidad solvente, pero no contaba con unas cuentas saneadas que animaran a tales inversores a lanzarse a la compra masiva de acciones.

La ocultación de verdadera situación contable empezaba a perfilarse como la solución más rápida para la consecución de sus fines, de tal modo que la entidad lanzó una Oferta Pública de Suscripción de Acciones (OPS) presentándose, tal y como definía el propio Rodrigo Rato, como “uno de los líderes del mercado bancario nacional de los próximos años”, defendiendo que la salida a Bolsa “aumentaría las garantías de solvencia”. Sabían que tenían que ofrecer una imagen de solvencia, de liderazgo, porque sólo así podrían conseguir los nuevos accionistas que Bankia necesitaba, ya que, como afirmaba el propio Presidente de la entidad “los inversores eran y son reacios a la renta variable, al sector financiero y al riesgo en España”.

El ahorro captado finalmente fue de 3.091 millones en total, sumando una prima de 1.442 millones de euros.Sin embargo, ni tan siquiera había transcurrido un año cuando Bankia se vio obligada a revisar sus cuentas, comunicando a la CNMV unas pérdidas de 2.979 millones de euros teniendo necesariamente que acometer un plan de saneamiento solicitando los recursos necesarios al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Con tal panorama podemos afirmar que Bankia faltó a la verdad en su Folleto Informativo, concretamente en lo relativo a la situación financiera de la entidad, provocando un error esencial en los accionistas. De hecho, tanto la propia CNMV como los Tribunales reconocen que el rigor informativo en la comercialización de productos debe ser máximo, algo que Bankia incumplió flagrantemente el vender sus acciones. De este modo, la publicidad que recibió el accionista fue sesgada y engañosa, lo que ha provocado que el valor de las acciones haya caído a 0,01 euros, según la última valoración del FROB.

Se produjo una venta indiscriminada a todos los clientes de la entidad, a quienes se llamaba y de manera insistente y casi obligándoles les hacían ser accionistas de Bankia. Daba igual el perfil inversor, que el cliente fuera o no convieniente o que de verdad las acciones encajaran con el perfil y la necesidad del cliente, había que “colocar” las acciones.

La mayoría de los que fueron víctima del engaño en preferentes y subordinadas, también lo fueron con las acciones de Bankia, pero fue  otro tipo de engaño. En el primero de los casos, se está demostrando y se están ganando el 86% de las demandas, que el cliente nunca fue informado de los riesgos tan elevados que asumían en la contratación,  en el caso de las acciones, el cliente sabía lo que eran acciones porque quién no ha tenido acciones de Iberdrola, Santander etc?  En el caso de las acciones, Bankia ocultó la verdadera realidad de cómo se encontraba la entidad que poco después tuvo que ser rescatada y que un año más tarde declaró pérdidas por más de 2.979 millones de euros.

Frente a esa solvencia que vendían al contratar las acciones se ocultaban los verdaderos números de Bankia, que cómo después se demostró necesitó ser rescatada.

Si a usted como cliente le informan del verdadero estado en el que se encuentra la entidad, hubiera invertido su dinero en acciones Bankia? NO

Han sido más de 400.000 accionistas de Bankia los que verán que su inversión prácticamente desaparecerá.

No obstante, y dado las múltiples irregularidades cometidas por la entidad, y que ahora están en manos de los jueces, no dudamos que las demandas presentadas por los inversores de Bankia seguirán la misma senda de los pronunciamientos judiciales a favor de los clientes que se están empezando a dictar por los Tribunales en relación a afectados por la contratación de productos similares (participaciones preferentes, deuda subordinada…).

Información relevante

Proceso penal contra Bankia: beneficios para los accionistas minoritarios
La Audiencia Nacional ha abierto Diligencias para instruir un proceso penal contra Bankia por la “fallida” salida a bolsa del Grupo. La apertura del proceso pone de manifiesto lo que era un clamor en la calle: que la operación bursátil se realizó en términos y de forma incorrecta, con grave perjuicio para los inversores. Los afectados podrán ahora reclamar sus indemnizaciones.

El Juzgado Central de Instrucción nº4 de la Audiencia Nacional dictó un Auto de admisión a trámite de la querella interpuesta contra Bankia, S.A., Banco Financiero y de Ahorros, S.A. y todos los miembros de los Consejos de Administración de ambas entidades, por los delitos en los que pudieran haber incurrido en relación con la operación de salida a bolsa de Bankia y la formulación de cuentas anuales de 2011.

¿Qué hacer  para recuperar su dinero ?

Recomendamos a todos los accionistas acudir a los Tribunales para obtener la restitución de sus derechos y la devolución de su dinero. No duden en ponerse en contacto con nosotros para obtener un asesoramiento profesional. Treinta años de experiencia  avalan nuestra trayectoria y resultados.